domingo, 28 de agosto de 2011

PREGUNTA de DESARROLLO

12

Vamso a dar respuesta a la pregunta de desarrollo del módulo 9 mediante COMENTARIOS a esta entrada en nuestro blog.

La puntuación, como siempre, es en escala de 0-20 puntos.

Desde tu punto de vista, ¿cuáles crees que son los mayores problemas o dificultades en el ámbito laboral y en el de la propia formación, a los que se enfrenta el/la Formador/a Ocupacional, y que pueden repercutir en su desempeño profesional (de mejora, actualizado e innovador)?

El plazo para entregar este ejercicio termina en a las 23 horas EXACTAS de esta noche.





12 comentarios:

cristina.cordal.rey dijo...

Bajo mi punto de vista, unos de los principales obstáculos que nos vamos a encontrar como formadores es, entre otras cosas, el no disponer siempre que queramos y necesitemos de todos los recursos que nos gustaría utilizar. Si bien, nosotros podemos llevar unas clases preparadas de una manera muy innovadora y actualizada , y sin embargo no tener los recursos necesarios en el centro donde vamos a impartir nuestras clases.
Se habla mucho de ser innovadores, introducir las nuevas tecnologías,.... pero nos encontramos con la realidad de que en el fondo muchas veces nos encontramos limitados con muchos recursos.
No sólo la falta de recursos materiales es un obstáculo para introducir innovaciones y nuevas tecnologías, sinó que también la "mochila" que cada alumno trae a sus cuestas. No todos están abiertos a este tipo de clases innovadoras y orientadas a las nuevas tecnologías, les da miedo e inseguridad,...
También si queremos ser innovadores y actualizarnos es necesaria más formación y de mayor calidad para el docente.
Para mí, éste son unos de los principales obstáculos con los que nos encontramos.
Pero todos los obstáculos se pueden saltar con ganas y voluntad.

Nuria Roca dijo...

Nuria Roca: Pues en un principio yo pienso que cuando empiezas en esto tienes muchos miedos más que problemas, ya que cuando nos ponemos a pensar, siempre terminamos encontrando la solución. Por lo tanto el primer problema: somos nosotros: nuestra mochila como dice Teresa.
El segundo es más bien el introducirse como docente en nuestra especialidad, ya que sabemos que normalmente empezaremos poco a poco, y que tenemos que movernos, darnos a conocer, buscar no esperar a que nos llamen. Preparar los temas, las propuestas, ya no me refiero a de maravilla, perfecto 100%, sino que somos nosotros los que tenemos que estar seguros de que lo que vamos a impartir lo sabemos y podemos buscar recursos a todo aquello que no estemos seguros, porque siempre podemos encontrarnos con alumnos que sepan o que crean que saben más que nosotros, (que puede ser), pero por ello tenemos que saber como afrontar esa situación, conocer que nos puede pasar, pero no dejarnos vencer por ello. Conocer el ámbito laboral en el que nosotros nos desenvolvemos, es decir si somos de la especialidad de electrónica, tendremos que estar al día de qué es lo que buscan las empresas, cuáles son las actualizaciones, y ponernos nosotros al día para poder enseñar cosas de utilidad hoy y en el futuro, no que lo fueran en el pasado. Buscar siempre la mejora en todos los aspectos que vayamos a ver, introduciendo nuevos métodos, prácticas, etc. Y sobre todo fijarnos bien en la tipología de los alumnos, ya que no siempre todos los alumnos responden igual. Por lo tanto, tenemos que estar en constante estudio de todos los elementos que formen parte de nuestra actividad para poder ser de los mejores, que cuando piensen en impartir un curso en una empresa, un centro la primera persona que piensen seamos nosotros, si tiene que ver con nuestra especialidad.

carlos souto dijo...

El mayor problema en el ámbito laboral, pienso que la actualización del formador, sobre todo en nuevas tecnologías, ya que éstas, están en continua evolución y si no estás metido continuamente en las nuevas tecnologías pierdes el hilo de hacia donde se dirige el perfil del formador. Otro de los problemas es que cada vez, debido a los problemas económicos se están recortanto mucho en formación continua y ocupacional. Pero habría que hacer ver a los mandatarios que esto es la base para que nuestra sociedad sea más competitiva y productiva. Si empiezan a recortar en formación el Sistema no va a funcionar.
Si nos remitimos al pasado vemos que la educación estaba dirigida a unos pocos privilegiados (la gente que tenía más poder económico), y eso es lo que nos puede pasar si el recorte se hace efectivo. La formación evoluciona al e-learning, y a que cada individuo se organice según particularidad, y que éste se cree su propio itinerario formativo, eso sí siguiendo unas pautas. Esta evolución nos va a llevar a que el formador cambie su roll.
Yo como formador, a la hora de econtrar trabajo, la principal dificultad va a ser asomar la cabeza, conocer a alguién en la Formación, pienso que el mercado de la formación está bastante saturado, y que cada vez la oferta formativa se acorta. La solución va a ser ofrecer algo nueva, pero eso ya corre de mi cuenta......................................................................

Susana Simoes dijo...

No todo es fácil para el Formador Ocupacional, sino que éste, en su día a día, se enfrenta a una serie de dificultades laborales que pueden repercutir en su desempeño profesional. Me refiero, principalmetne, a aspectos de actualización, innovación y mejora.
Vivimos en red (es así el slogan, ¿no?), en cambio, pese a que nuestros alumnos utilizan la web 2.0 en su día a día, queremos adaptarnos a ellos con viejos recursos y arcaicas metodologías. Este creo que es el principal problema con el que nos encontramos: actualizarnos en las nuevas tecnologías.
La teoría todos la sabemos: debemos utilizar las nntt en nuestras clases, pero en la práctica ¿quién lo hace bien? ¿Quién hace un uso proporcional entre nntt y "métodos tradicionales"? ¿Quién utiliza las nntt como apoyo a sus clases y no como único recurso? ¿Somos ágiles usando estos recursos?
A los formadores (y nuestra clase es un ejemplo) nos suenan muchos recursos. Todos oímos hablar de diferentes aplicaciónes como LinkedIn, Vimeo, Slideshare, Flickr... incluso Facebook o Twitter, pero ¿cuándo las utilizamos? ¿Desde cuándo? ¿cuánto tiempo?
Como dijo un compañero mío en clase, "Es imposible estar al día en todo esto". La verdad es que yo "comparto" esta opinión, por eso creo que es importante utilizarlas cuando realmente nos aportan algo más, cuando nos dan un valor que no obtendríamos sin utilizar este recurso. Saber escoger el recurso adecuado en cada momento, no es fácil...
Desde mi punto de vista, este es el principal problema con el que nos encontramos los formadores en cuanto a la actualización docente, pero tenemos también otras dificultades que debemos saltar para llegar a la meta (fijaros en el dibujo que anuncia esta cuestión...) como la calidad en la formación. Hay muchas entidades que ofrecen formación. Es triste que sólo destaquen las entidades que ofrecen formación de "calidad" y haya otras muchas que ofrezcan formación con el fin de conseguir los máximos beneficios económicos sin preocuparse en absoluto de qué les va a proporcionar a los alumnos esa acción formativa. Evidentemente, si una empresa tiene pérdidas no va a seguir adelante (y las empresas de formación siguen siendo empresas...), pero cuando el único objetivo de estas organizaciones es conseguir subvenciones sin preocuparse por el proceso y por resultado de esta acción... esto es lamentable.
La competencia es muy alta. Cada años "aparecen" nuevos formadores en todas las provincias gallegas. Esto hace que sólo los buenos formadores destaquen (bueno, o debería ser así...), así que aprovechemos esto y convirtámonos en los MEJORES formadores.

formasdeformar dijo...

A día de hoy uno de los problemas a los que se enfrenta el formador ocupacional es que ya hay demasiada competencia y no hay cursos para todos. Además si no se tiene experiencia docente es muy difícil que alguien te de una oportunidad, lo normal es que se la ofrezcan a quien ya impartió un curso alguna vez. Opino que el mercado laboral mueve siempre a la misma gente porque ya la conocen y así es más cómodo. Este comentario puede sonar a conformismo, a que como ya hay otros no me voy a esforzar en meter la cabeza para ser yo la que esté ahí. No quiero dar esa impresión porque sino no hubiera hecho este curso. Lo que pretendo es mejorar y actualizarme en mi categoría profesional por si la oportunidad llamara a mi puerta.
Un saludo, Conchi

javidal dijo...

Creo que el principal problema que posemos tener nosotros los "nuevos formadores" es EMPEZAR.
Como en la mayoría de los trabajos es un empedimento la falta de experiencia (no tienes experiencia > no trabajas; no trabajas=> no tienes experiencia).
Considerando que esto lo vamos a superar; creo que uno de los "problemas que nos vamos a encontrar será el de los alumnos, en el sentido de que nos podremos encontrar con alumnos desmotivados (por la propia situación de crisis de hoy en día), que piensen que nada pueden hacer para aprender, mejorar...etc hacia la búsqueda del empleo que les está esperando; este creo que es un aspecto en el que deberemos incidir en la formación para el empleo los formadores. Debemos motivar a los alumnos y hacerles pensar (creer) que de ellos depende (m.activo) su "futuro".
En cuanto a otro aspecto del día a día, la escasez de recursos materiales puede ser también un problema en un principio, aunque creo que a día de hoy ya disponemos de multitud de herramientas, métodos y/o técnicas con las que solventarlo.
We can.

Cristina dijo...

En mi opinión, creo que uno de los mayores problemas con que nos podemos encontrar es el de la incertidumbre laboral: el no saber cuándo, dónde, de qué va a ser en concreto el curso que en cada momento vayamos a dar, etc. Supongo que tendremos que ir haciéndonos un nombre en este mundillo y hacerle ver a los centros de formación que somos los mejores profesionales para impartir sus acciones formativas.

Por otro lado, pienso que debemos tener y desarrollar al máximo los recursos necesarios para motivar al alumnado y hacerles ver lo importante que es la formación a la hora conseguir mejoras en nuestra vida diaria y, sobre todo, en el ámbito profesional.

Creo que siendo formadores no debemos descuidar la parte técnica de nuestra especialidad, e intentar estar siempre a la última para poder transmitir y ayudar a nuestros alumnos a encontrar su camino. La búsqueda de la excelencia debe ser nuestro objetivo, ayudándonos de métodos innovadores, actualizándonos continuamente y tratando de mejorar día a día.

Debemos estar en contacto con otros formadores, aprender de sus experiencias y aplicar, en la medida de lo posible (y siempre adaptándolos a nuestras circunstancias específicas), técnicas, recursos y medios que otros expertos empleen de forma satisfactoria.

Cristina Vivero Barros

Vanesa Martínez Placer dijo...

Desde mi punto de vista, los mayores problemas en el ámbito laboral serían la falta de empleo y la falta de motivación que pueden tener los alumnos ante esta circustancia. Por lo que el docente tendrá que reforzar la manera de motivar a sus alumnos. Creo que esto sería un problema,como bien sabemos lo podemos solucionar, pero aunque a veces el formador ponga todos sus medios si el alumno no quiere, poco va a poder hacer él.
Por otro lado, el formador deberá hacer todo lo posible para ponerse al día en "todas" las nuevas tecnologias y hacerselas llegar a su alumno. Algo que supone un esfuerzo pero que en mi opinión, es fundamental tanto para él como para sus alumnos. Sin embargo,algunas veces el docente se podrá sentir frustrado,al no poder hacer uso de todas estas herramientas actuales e innovadoras por negativa de la administración. Por lo que se puede sentir desmotivado y por lo tanto, repercutir en su labor como docente.
Vanesa Martínez Placer.

Paz dijo...

Haciendo recuento sobre que problemas podemos encontrar en el ámbito laboral y que repercuten en la propia formación creo que deberíamos marcar diferencias sobre un primer momento de nuestra actividad como formadores y luego en toda nuestra vida profesional.
Cuando comenzamos por un lado no conocemos mucho sobre los recursos que vamos a encontrarnos en los centros donde vamos a impartir formación y nosotros mismos no tenemos un control sobre como manejar nuestros propios recursos. Con la experiencia puede que veamos mas claramente que nuestros planes alternativos deben ser los necesarios para que no nos quedemos sin nada cuando falla algo de lo previsto. No hacer trabajo por si falla pero si tener rutas alternativas. Como ejemplos de posibles condicionantes que nos impidan utilizar las nuevas tecnologías en nuestras sesiones están el no tener una buena conexión a internet, no poseer los medios adecuados en el centro ( pizarras digitales, ordenadores adecuados y en número suficiente, disposición del espacio que permita ese uso).
Me imagino la situación que podemos encontrarnos las primeras veces: hemos creado todo el material para impartir la materia en unos soportes muy innovadores y creativos pero no hemos considerado si vamos a tener o no eso que necesitamos. Si necesito internet debo tener la certeza de que lo tendré allí, de lo contrario no podré usar todo lo preparado y regresaré al uso de técnicas tradicionales con lo que la innovación deberá ser enfocada a otro tipo de planteamientos creativos. Al principio eso implica duplicidad de trabajo ya que lo haremos en varias versiones lo mismo, por si…, al final emplearemos mucho tiempo en preparar las cosas o nos iremos a lo sencillo que es tirar por la vía de lo de siempre con pequeños toques sin grandes aplicaciones de los nuevos recursos.
Como formadores ya con experiencia esos pequeños inconvenientes los resolveremos conociendo de antemano las posibilidades de los centros y la realización de nuestros recursos enlazando distintas opciones dentro del desarrollo del aprendizaje que implicando pequeños cambios nos permitan adaptarnos a la mayoría de las situaciones.

Ana dijo...

Bajo mi punto de vista, lo dificil es conseguir abrise el camino como formador, tanto por la compentencia,como por la reducción actual de cursos de formacion ocupacional,asi como por las dificultades de conseguir impartir formacion en cualquier centro, ya que la mayoria tienen sus docentes en plantilla.
En cuanto a los recursos que te puedes encontrar, no lo considero un problema, sean mejores o peores, te adaptas a las circunstancias y buscas alternativas.. pero sin duda, hay que estar siempre actualizado..

Otra dificultad que se puede encontrar un formador a día de hoy, y quizás la mas destacada es la desmotivacion de los alumnos dada la situación actual, habria que paliar eso, ofreciendo mas formacion y mas variada.. (creo q 4cursos de empleado de oficina en la zona, es excesivo y como este ejemplo miles....)

Sin mas, mucho ánimo a todos!!!

Rosa dijo...

Creo que, como siempre que se empieza algo nuevo, el miedo a lo desconocido nos hace ver, quizá, más problemas y dificultades de los que realmente existen. Es verdad que el mercado laboral está difícil y que, especialmente en este sector, a veces es difícil entrar. También es cierto que la inestabilidad laboral es otro problema a tener en cuenta, así como el miedo a dar la primera clase, a estar a la altura, a tener y saber transmitir los conocimientos correctamente... Por otra parte, también nos abruman las nuevas tecnologías y el hecho de tener que estar actualizados permanentemente (hoy en día, y con el ritmo al que avanzan las cosas, a veces parece misión imposible).
Otro tipo de problemas que pueden surgir y que están más relacionados con el centro y los alumnos pueden ser que tú tengas una idea de como impartir una determinada materia y que que el programa y el centro no te permitan desarrollarla tal y como tú lo has concebido, que los medios disponibles no sean los adecuados o que los alumnos, por tratarse de formación para adultos, sean reacios a la hora de abrirse hacia nuevas tecnologías o métodos de aprendizaje.

Pero como hemos hecho el curso de formadores ocupacionales sabremos hacer frente a todo esto. Así que, una vez conocidas las dificultades, debemos armarnos de valor, coger el toro por los cuernos y... ¡A trabajar!
Hemos aprendido todo lo necesario para poder solventar todas las dificultades y problemas que hemos descrito. Sólo hace falta un poco de voluntad, seguridad en nosotros mismos y muchas ganas.
¡Ánimo! ¡Nosotros podemos!

jessica dijo...

Para mi ser formador es una responsabilidad.Esto es más una oportunidad más que una responsabilidad, es un conflicto que se debe resolver y crecer así como profesional. El formador es muchas veces un referente, el rol tiene que ser claro pero a la vez ser cercano, y esto muchas veces no es fácil.

Tal y como comprobamos durante el curso, la gestion del tiempo también juega un papel importante. Si eres una persona desorganizada debes aprender a gestionarte y planificar todas tus acciones, y esto supone un cambio que el formador debe saber afrontar.
Otra de las dificultades es el poco tiempo para planificar la formación; muchas veces sabes que serás el formador de un curso muy poco tiempo antes de su comienzo, y nuestras capacidades de programación, selección de contenidos, evaluación, ect deben estar activadas al 100%. En general debes gestionar tu tiempo para elaborar estrategias metodológicas para dar las clases de manera más efectiva, y a la vez estar actualizados en nuestra vertiente técnica y pedagógica.
Tiempo para diversificarse, para conocer y manejar las NN.TT y las herramientas de la web 2.0 para hacer un uso pedagógico de ellas.¿Cuál de ellas usaremos en cada momento para fomentar el aprendizaje del alumnado?

Por otra parte, con el alumnado con ciertas dificultades de aprendizaje es cuestión de adaptar los contenidos y la metodologia pero ¿ Cómo acertar y lograr que alcancen los objetivos de la formación al igual que sus compñer@s? Es cuestión de reflexión, creatividad, conocimiento,pero no deja de ser algo problemático por la responsabilidad que conlleva.

Con respecto al ámbito laboral, estoy segura de que cada uno puede encontrar su sitio; al principio poco a poco, con paciencia. Debemos destacar, por lo menos ser visible para otros profesionales, entidades o empresas, tanto de formación como no.Visibles por estar en todas partes y ofrecer un valor. El problema es que ahora mucha gente es consciente de ello, con lo cual la competencia crece.

Sin embargo, precisamente porque es un problema, hay quien dice que si no resolvemos problemas morimos...la vida es un problema constante. Sin ellos no creceríamos. Esto nos da la oportunidad de mejorar, actualizarnos, buscar la calidad en nuestro trabajo.

 
Design by ThemeShift | Bloggerized by Lasantha - Free Blogger Templates | Best Web Hosting